• Icono CarritoCarrito:
  • 0 productos
  • Icono Carrito
  • 0 productos

VARIAS RAZONES PARA PONER ALFOMBRAS EN NUESTRA CASA

Alfombra ubicación recibidor

En decoración existen accesorios que son capaces de realzar cualquier ambiente y las alfombras son uno de ellos. Son piezas que añaden al hogar elegancia, calidez y, sobre todo, mucho confort. Es muy agradable caminar descalzos sobre ellas.

Las alfombras hacen un hogar más atractivo y, al mismo tiempo, resaltan los muebles y el ambiente. Pueden dar un toque de color y alegría a un ambiente muy apagado o serio.

Definen nuestro estilo que puede ser clásico, rústico, moderno… Por ejemplo si se elige una alfombra persa tradicional le estamos aportando un aspecto más clásico, en cambio, una alfombra de diseño creará un ambiente vanguardista.

Reflejan nuestra personalidad, gusto, sensibilidad y manera de ser.

Delimitan los espacios: en el salón separan la zona de estar y la zona del comedor. Estas alfombras de una misma estancia, no es necesario que sean iguales ni de tamaño, ni de diseño, ni de color. En ocasiones se pueden adaptar piezas similares pero de distinto color.

Las alfombras crean espacios más amplios: si la alfombra es un color claro, da la sensación de un espacio más grande.

Si tenemos un pasillo largo y oscuro, además de darle luminosidad con la alfombra conseguimos que no se vea tan frío y adaptando piezas pequeñas visualmente resultará más corto.

Tanto si el suelo es de madera como de otros materiales las alfombras lo protegen manteniéndolo siempre impecable sin rayas, golpes, ni marcas de tacones

Otra ventaja que dan las alfombras es que, si las ponemos en la habitación de los niños que suelen estar todo el día sin zapatos, conseguimos aislar sus pies del suelo y no sentir el frío.

Las alfombras más duraderas son las artesanas, de materias naturales, pero también se pueden utilizar alfombras hechas a máquina que, por lo general, resultan más económicas.